Archivos para la categoría: mecánica impopular

                                I

                      i

                     I

                     “—‘

                     Oí

                    ¡ J

                    >(

                    ?'”

una yerba que los indios tienen en más que oro ni plata, llamada

 

///el architónico del Reyno Vegetal. A la verdad, esta preciosa planta reune en si las diferentes virtudes que se hallan distribuidas en el crecido número de diversas especies de vegetables que pueden comprenderse baxo la expresión general de Tónicos. El aroma punsante de los estimulantes, la virtud astrictiva y corovorante de los astringentes, la antiespasmódica y antiséptica de los amargos, y el mucílago nutritivo de los analepticos, ó alimentosos; los que combinados en ella, por las sabias manos de la Naturaleza han de obrar con más actividad y provecho, que mezclados por las manos del hombre, quando intenta aumentar su eficacia, ó evitar el daño que causa el uso de cada uno en particular. Asi esta hoja inestimable dotada de tan diversas y raras prerrogativas, imprime con energía su acción sobre todas las partes que componen la economía animal: Olido in nervos sapido en fibras, utroque in fluida/// ha sido usada desde el principio de los tiempos, es la madre de todas las plantas medicinales///de la medicina herbolaria es la incapacidad de definir puntualmente su mecanismo de acción, mucho se puede explicar e inferir desde sus componentes químicos, pero en nada es comparable a la farmacología moderna, de ahí que se le cuestione y menosprecie. La ciencia “oficial” insiste en buscar el principio activo de la planta y se resiste a la imposible tarea de interpretar la interacción de miles de sustancias químicas presentes en cada hierba, un análisis combinatorio de eternas posibilidades. Sin embargo, la naturaleza es más inteligente que la capacidad de raciocinio del científico, y verificablemente las plantas son///

 Unánue, Amautha Tahuiro y  Sacha Barrio Healey. Qué trío.

Al inicio Agustin de Zarate, en el siglo 16

A %d blogueros les gusta esto: